Páginas vistas en total

ENFERMEDADES

Las principales enfermedades del gusano de seda son:

La Pebrina

Está producida por los gérmenes del protozoo Nosema bombycis. Los primeros síntomas de la enfermedad consisten en un retraso del desarrollo, languidez, pérdida de apetito y dificultad para hacer la muda. Frecuentemente aparecen en la superficie de la piel de los gusanos enfermos unas manchas negras carbonosas diseminadas irregularmente.

Flaccidez

Es la más peligrosa de las enfermedades de este insecto. Los gusanos atacados dejan de comer, la piel y el cuerpo se ablandan y los animales no tardan en morir, después de lo cual se ennegrcen, la piel se rompe y dejan escapar un líquido oscuro de olor repugnante. Otras veces la larva llega a hilar el capullo, pero muere la crisálida y mancha la seda, que recibe el nombre de realina y es de calidad inferior. Si llega a producirse la mariposa, sus huevecillos quedan infectados por los gérmenes de la enfermedad.

Amarillez

Los síntomas principales son la hinchazón del cuerpo, que toma color amarillo o blanco lechoso, encogimiento de las patas y dificultad para moverse; la muerte sobreviene rápidamente y en el interior del animal se encuentra un líquido blanco-amarillento que observado al microscopio muestra numerosos gránulos poliédricos.

Muscardina

Está producida por el hongo Botrytis bassiana, cuyas esporas blanquecinas son las agentes del contagio y al germinar sobre la piel introducen por los poros el micelio. Los gusanos atacados dejan de comer, permanecen inmóviles, su cuerpo se tiñe de color de rosa, se endurece y se cubre de un moho blanco; la muerte sobreviene rápidamente.