Páginas vistas en total

jueves, 2 de mayo de 2013

Distintas etapas, diferentes tamaños.

En esta ocasión, quiero mostrar el cambio brutal que experimentan los gusanos de seda.

Y es que a partir de un huevo minúsculo, de apenas unos milímetros de tamaño, nace un gusano de 2-3 milímetros para aumentar su tamaño hasta llegar a medir entre 5-8 centímetros, e incluso hay veces que más.


 


En este proceso, los gusanos van dejando atrás su piel, en un cambio complejo en el cual mediante diferentes maniobras de desprendimiento, van perdiendo o quitándose la capa superficial que rodea a su nueva piel, es un proceso lento que les lleva a estar quietos muchas horas y varias veces en su ciclo de vida.






Por eso, cuando vemos que nuestros gusanos no se mueven y están quietos, es importante no molestarles y menos aún intentar cogerles o quitarles de alguna hoja que estén enganchados, ya que podemos lastimarles y hacerles daño.




Los gusanos para quitarse la vieja piel y aumentar así su tamaño, adhieren el final de está al suelo o donde estén situados, y luego ellos con movimientos se van deslizando y poco a poco van dejando atrás esa piel.









Transformándose en verdaderos devoradores de hojas de morera.





2 comentarios:

  1. Como va este año Fernando?!?! Me han salido todos blanquitos creo... bueno supongo que es normal si no meto otras descendencias o razas no? Un saludoooo soy luisa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luisa, si sólo tienes blancos y son puros, siempre te saldrán de ese color. Hay mucha variedad de razas de gusanos de seda, sólo hace falta que eches un vistazo al blog.

      Este año, como el anterior, tengo problemas de espacio y ubicación pero continuo sacando adelante como puedo a estos increíbles "bichillos", un saludo y gracias por visitar mi blog.

      Eliminar